Saltar al contenido

Mi moto (Yamaha Fazer 250)

Es obvio que esta descripción carece de objetividad… después de todo estaré hablando de MI moto. Y todos saben como somos los moteros con nuestras motos: siempre nuestra moto, nuestra amada moto… es la mejor de todas! Por otra parte debo decir que soy consciente que cada uno tiene la moto que quiere y puede comprar. Esta opinión no va en desmedro de la de ninguna otra moto.

Intentaré ser objetivo y describirla en lo bueno, no tan bueno y… ¿malo? ¿Qué tiene de malo mi moto?… bueno, puede ser, tal vez…

Este modelo que apareció en 2012 fué el «restyling» mejorado de la YBR 250. Básicamente es la misma moto con algunas mejoras: el nuevo tablero «semi» digital, nueva óptica delantera, led en luces traseras y freno a disco trasero.

¿Cuáles son los puntos a destacar en este modelo? Para mí los siguientes:

Fué innovadora en su diseño: de hecho muchas otras marcas lo copiaron y marcó una tendencia. A pesar del tiempo que ha pasado sigue siendo -a mi criterio- un hermoso diseño.
Aún hoy no pasa desapercibida.
Con ese carenado da la sensación de ser una moto de mayor cilindrada: mucha gente me ha preguntado mientras ando en ella que cilindrada es y se sorprenden cuando les digo «250».
Tiene una calidad excelente en todos los elementos que la componen.
Es liviana: tan solo 153 kgs.
Es económica: usándola «normal» hace entre 28 y 30 kms/lt tanto en ciudad como en ruta.
Tiene una autonomía insuperable: con un tanque de 19 litros… jamás vas a necesitar llevar un bidón de nafta! No existe otra moto en su categoría que la supere.
Es simple: el motor de dos válvulas y enfriado por aire permite acceder a cualquier parte del mismo de manera sencilla. Cambiar la bujía, cambiar la lámpara principal, instalar un accesorio… todo es muy fácil en la Yamaha Fazer 250.
Es confiable: con los cuidados básicos indicados por el fabricante en el manual del usuario, jamás te va a dejar a pié. Sin importar la condición climática ni de la ruta. Ella siempre está lista para hacer ruta.
Robustez mecánica: su motor es irrompible. La mayoría de los usuarios reportan hacer decenas de miles de kilómetros sin tener que abrir el motor para nada.

¿Qué puedo decir en contra de este modelo?

El precio de los repuestos originales: a veces tienen precios absolutamente desmedidos. Y algunos cuesta conseguirlos, al menos en Argentina.
El ruido de la cadena cuando está un poco floja toca con el cubre cadena y hace un ruido muy molesto.
El kit de herramientas: no hace juego con la calidad impecable de la moto. Son de muy mala calidad e incluso omiten incluir las llaves tipo allen que son necesarias para sacar la rueda delantera, algunas de las cachas y para cambiar la lámpara principal.
La calidad de los espejos y de las palancas de freno y embrague: no hace juego con el resto de la moto.

Como conclusión siempre vale hacer una aclaración. Como ya dije en otra parte del blog, cada uno opina de acuerdo con el tipo de uso que le dá, la edad que tiene y las espectativas que tiene.
No soy de valorar la velocidad máxima (aunque por curiosidad la he probado), no me interesa correr con nadie. Soy tranqui y me gusta la velocidad de crucero de 100 kms/h que lleva esta moto sin problemas. La he puesto a 130 kms/h cruzando las Salinas Grandes en el norte de Córdoba durante hora y media contínua y ni se mosquea. La he llevado con vientos en la Ruta 3 rumbo al sur entre camiones y ningún problema.
Amo la combinación de belleza de diseño con simpleza mecánica: tal vez sea por la edad que no justifico agregarle a una moto de este tamaño refrigeración líquida (con radiador, bomba de agua, electroventilador, etc.) con el peso que implica, tampoco ponerle 2 ó 3 bujias ni doble árbol de levas… para ganar 3 ó 4 cv mas de potencia. Sé que me pongo de pica con aquellos que están pendientes del últimos avances tecnológico y todos los «chiches» que se le agregan a las motos para hacerlas mas complejas y modernas. Pero prefiero, para viajar por mi extenso pais, esta que es mi moto ideal ya que mientras menos piezas tenga menos cosas se te pueden romper en el viaje.
Obvio que si me regalaran una Yamaha MT-03 ¡la aceptaría con gusto! Pero ya estamos hablando de otra categoría de moto a la que -por el momento- no podría acceder.
En esta categoría ésta es la mejor moto que YO puedo tener y mantener que es lo mas importante. No se puede andar en una moto mal mantenida -hablando de quienes tenemos la moto por placer y no por trabajo y necesidad que ya es otro cantar- porque implica correr riesgos graves.

De todas formas es muy agradable ver la gran cantidad de marcas y modelos de excelente calidad que hay hoy en el mercado. Es bueno tener para elegir en calidad y precio.

Espero esta opinión haya sido de utilidad para alguien. Aquí debajo publico una serie de fotos de mi moto en algunos de los lugares y momentos mas lindos que me ha permitido estar.

Espero les gusten.

2 comentarios en «Mi moto (Yamaha Fazer 250)»

  1. Hola amigo, yo tengo la misma moto, me gustaron mucho las fotografías, es excelente tu moto, que te podre decir, como tu lo escribiste, la moto que tenemos es perfecta para uno, quisiera preguntarte donde o como puedo comprar el parabrisas deflector de aire que le compraste, se ve magnifico, y veo que en la parte de abajo tiene como una especie de protector del motor o algo así, me ayudarías a a decirme como se llaman a donde los busco?, te escribo desde la ciudad de México

    1. Hola Luis.
      Gracias por tus consideraciones.
      Mira, el deflector (aquí le decimos parabrisas) lo compre por mercadolibre Argentina. Es de la marca Pro-Screen y es hecho originalmente para la Yamaha FZ16. Tiene un tamaño mediano, no cubre totalmente pero a mi me resulta práctico por no ser tan grande.
      Respecto del protector de carter es uno que hice adaptar del que viene para la Yamaha xtz250.
      Luego se lo quite porque después de hacer 500 km en ripio llegué a la conclusión de que no se justifica.
      Saludos desde Argentina!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Salir de la versión móvil