Saltar al contenido

Y todo gracias a un “error”

Los viajes son como la vida misma.

A veces tomar una ruta “equivocada” lleva a vivir experiencias inesperadas.

Así me pasó cuando, por error, tomé la ruta 40 entre Río Gallegos y Río Turbio. Creí que estaba asfaltada y por no mirar detenidamente el mapa me encontré con más de 100 kms de ripio en la más absoluta soledad.

Viento, frío, lluvia, soledad, incomunicación… ¿quién elige por voluntad propia pasar por eso cuando hay otra ruta asfaltada y cómoda para llegar al mismo destino?  No soy un aventurero de esos. Soy un motero “burgués” de esos a los que no les gusta ensuciarse ni ensuciar la moto…

El tramo fue duro. Debería haber llegado a la tarde cómodamente a Río Turbio y en lugar de eso me encontré ingresando recién a las 22 hs a 28 de Noviembre.

Pero la vivencia de esa incertidumbre con la certeza de que la única alternativa que tenía era seguir avanzando por ese camino tan difícil para mí, más esos paisajes, la soledad y esa inmensidad desolada en la estepa Patagónica resultó una combinación inolvidable.

Cuando alguien me pregunta hoy cuál fue el momento más relevante de los 8.000 kms de ese viaje sin duda puedo decir que fueron esos 100 kms de ripio en la Ruta 40.

Y todo gracias a un “error”.

Paradojas de la vida ¿no?

Ruta 40 entre Río Gallegos y Río Turbio - Santa Cruz - Argentina
Ruta 40 entre Río Gallegos y Río Turbio – Santa Cruz – Argentina
Ruta 40 entre Río Gallegos y Río Turbio - Santa Cruz - Argentina
Ruta 40 entre Río Gallegos y Río Turbio – Santa Cruz – Argentina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.